fbpx

¿Cuáles son los objetivos del marketing y cómo trazarlos?

Publicado por NORBE en

Es importante tener claro el concepto de marketing para poder empezara pensar en los objetivos. Es clave poder comprender desde donde y cómo nos puede ayudar con ello empezar a combinar su utilidad con nuestra marca.

objetivos del marketing
Ten una meta con tu marca.

Podemos estar un tiempo considerable repasando las definiciones de esta disciplina, pero al que nos aferramos por su fuerza y simplicidad es que el marketing es cambio, promulgado por Seth Godin, que nos invita a que todas las acciones que hagamos en nombre del marketing sea con fin de cambiar algo.

Cuando uno hace marketing tiene que buscar un cambio. Desde lo más pequeño, como un cambio de posición en las búsquedas de Google, un cambio de porcentaje de mercado en cierto rubro o incluso buscar cambiar la cultura.

Objetivos de marketing

Es una tendencia del mercado derivar a agencias la ejecución de las acciones de marketing, pero suele salir de la marca el asignar los objetivos. Son los directivos o encargados del área los que pasan las metas que se tendrán con todas las acciones que se realizaran.

Sin importar que los objetivos los trace el gerente general, brand manager o director de marketing, lo importante es que se tracen, ya que es imposible hacer una gestión efectiva si es que no se cuenta con por lo menos un objetivo principal.

No se puede llegar a ningún lado al no tener objetivos y las agencias en este punto deben ser claras. El profesionalismo de los expertos en marketing radica en decir y actuar de asesores, forzar a tener un objetivo para que la gestión sea eficiente.

Todo experto de marketing debe saber los objetivos más comunes para poder plantear a una empresa y a partir de eso encaminar un trabajo más efectivo. Te dejamos a continuación algunos más frecuentes.

Relacionarse con la base de clientes actual

Muchas veces las marcas arrancan con decir que vender es el objetivo principal, pero lo que muchas veces no calculan es el costo de la adquisición de nuevos clientes. Existen marcas que no ven la cantidad de posibilidades que tienen a la hora de fidelizar y ofrecer sus servicio o productos a su base de datos de clientes actuales.

Esto no solo puede traer más ventas, también el costo de esas ventas van a ser menos, por la sencilla razón que esas personas no deben pasar por un proceso de conocimiento de marca, ellos ya te probaron, es cuestión de revisar su experiencia y platear una propuesta más personalizada.

Revisar la base de datos de clientes es la primera estrategia que uno debe tener en cuenta a la hora de generar ventas nuevas y es más, toda marca debería de estar pensando constantemente en su base ya que son los más cercanos y con los cuales menos costos van a generar. Además, la estrategia de fidelización debe ser una constante en cualquier marca.

Generar Leads o clientes potenciales

Las acciones de marketing son capaces de generar potenciales clientes. Las agencias deberían de estar preparadas con las herramientas necesarias para este objetivo que demanda acciones claves, en un público concreto y con cierto tipo de material que ayude a convertir a un desconocido en lead.

Es clave que el talento de una persona dedicada al marketing tengo en cuenta el manejo de herramientas elementales para cumplir con este tipo de objetivos. Dependiendo del público esto puede ser potenciar redes o el uso de software o plataformas para tareas específicas. Depende de la marca, pero un marketer debe estar preparado para lo creativo, técnico y estratégico.

Este es uno de los objetivos más divertidos de cumplir, donde se ve la capacidad de generar cosas para una marca. Los leads se cuentan, son algo concreto y la verdad es que ayuda para que el cliente vea resultados.

Posicionamiento de marca

Es el objetivo favorito de los talentos creativos, suele ser la oportunidad de abrir camino a premios y demás. Pero no nos dejemos segar por ese factor extra, porque el objetivo tiene números por abajo y también es más que medible.

Empecemos a ver los pedidos de posicionamiento como algo más estratégico, porque uno de los vicios que nos llega de la Era Dorada de la radio y la televisión es que las campañas de posicionamiento suele ser ubicar piezas creativas en canales y punto.

El objetivo de posicionamiento de marca hoy contempla más la parte estratégica, el calcular el alcance, ver si el público al que se apunta es grande como para apuntar los cañones creativos a ellos o a una población más segmentada, si la buyer persona es la ideal.

Ya no se trata de pura creatividad, ya no es solo colocar en radio o tv y listo, no estamos en tiempos de Mad Men.

Descubrir nuevos canales de venta

Esto une el equipo de marketing con el de ventas, porque muchos creen que son los de ventas los que deberían de generar los nuevos canales de oportunidades. Recordemos que los de marketing son los que tienen el pulso de las primeras conversaciones y las tendencias en canales de comunicación que pueden ser también de gran ayuda a los de ventas.

Esto no es un canibalismo entre marketing y ventas, es una unión que puede ayudar mucho a la empresa. Es uno de los objetivos más co-creativos que pueden haber y es una tarea de coordinación entre vendedores y marketers, de donde sale una estrategia clara que solo favorece a la marca.

Crear nuevos canales de ventas es una de las labores más satisfactorias que se puede tener en el marketing, es más, es la más importante a nivel de influencia en una marca. Si tu equipo de marketing empieza a generar espacios de comunicación y estos se convierten en favorables para ventas, es que vamos por buen camino.

¿Cuáles son los objetivos más comunes del #Marketing? Share on X

¿Cómo construir los mejores objetivos de marketing?

Al trazar un objetivo de marketing para una marca existe una forma que ayuda a agilizar este tema y es la metodología SMART por sus siglas en inglés. Los objetivos con este método deben ser:

S: específicos

Se trata de responder las preguntas ¿Qué se quiere lograr con el marekting? ¿A dónde se quiere llegar?

Cuando más específico es tu objetivo, más concretas serán las acciones y más efectivas las estratégicas. Muchas veces nos trazamos objetivos muy amplios y con eso lo único que hacemos es engañarnos. La idea principal es acotar los más posible cada meta que nos planteemos como marca.

M: medir

Las preguntas a las que responde esta parte del proceso es ¿Qué es lo que nos permitirá saber si el objetivo fue alcanzado o no? ¿Cuál es el KPI que nos permitirá saberlo?

Es claro que si no se mide no se puede mejorar, se está trabajando a siegas, es por eso que se debe definir desde un inicio la métrica principal que nos va a dejar claro si estamos por buen camino o no.

A: alcanzables

¿Eres consciente de la realidad de tu negocio? Es la pregunta clave para poder avanzar con este paso. La sinceridad ante todo.

La peor forma de encarar un partido es con la mentalidad de que van a uno que les es imposible de ganar. Cuida mucho este factor porque podemos estar frente a una realidad creada solo en el excel y que no hace match con la realidad del mercado o del equipo con el que cuentas.

R: relevantes

Si se logran estos objetivos, ¿Son realmente relevante para la operación de la marca? ¿Cuál será su impacto que creará para la marca y para los clientes?

Uno puede plantearse el objetivo de ser mejor en su mercado, tener la marca más valiosa, pero lo que en realidad lo que se deseaba era más ventas. Fijemos si es relevante o no para los clientes y la marca los objetivos que nos trazamos.

T: tiempo

Si no tiene una fecha, es una buena idea, por eso tenemos que plantearnos ¿cuánto tiempo se necesita para obtener un mejor resultado para analizar? ¿Consideramos uno o varios periodos?

Es clave marcar tiempos. Las campañas con uno o dos objetivos tienen que llegar a su fin en algún momento para ponerse a analizar si lo hecho está bien o hay que optimizarlo. No es lo mismo tener como objetivo alcanzar a un millón de personas en un mes o en un año.

Ejemplo de un objetivo SMART:

Aumentar en un 25% las visitas a nuestra página web durante el próximo trimestre y mediante la creación de 5 materiales nuevos lograr un aumento del 15% en la tasa de conversión de la misma.

Es específico (S), medible (M), alcanzable (A), relevante (R) y tiene un tiempo (T) para cumplirlo.

Conclusión

Esto es una guía para que cualquier marca pueda definir sus objetivos de marketing, porque sin objetivos se está navegando a la deriva. No tener un norte o un destino es algo que muchas empresas no pueden permitirse, es por eso que antes de realizar una campaña de comunicación se debe analizar los objetivos de la misma.

Usa la metodología SMART para poder saber si los objetivos que tu marca quiere lograr están alineados con la realidad de la misma, si es que se cuentan con los recursos necesarios para poder avanzar y si es realmente necesario focalizar esfuerzos en esos objetivos.

Sin objetivos no se puede hacer marketing real, no se puede mejorar o cambiar algo que no se mide. Como marketers debemos hacer saber esto a nuestros aliados.



Categorías: Marketing